Getting Help Early

By: Jennifer Sanderson, Psy.D.

Autism Spectrum Disorder affects 1 in 68 children in the United States according to recent statistics (Centers for Disease Control and Prevention [CDC], 2014). Autism Spectrum Disorder (ASD) is a neurodevelopmental condition that affects communication, social relationships, and behavior.  Scientist believe that ASD is present from birth or even earlier, although it is often not detected until much later.  ASD can be diagnosed reliably by age two, and sometimes even earlier, yet most children receive a diagnosis after age four.  The “wait-and-see” approach may lead to valuable time lost when your child’s brain has the best capacity for learning, and intervention is most effective.  Early diagnosis helps your child access quality treatments and educational programing.  By learning more about indicators of ASD, you can play a vital role in getting and earlier diagnosis and helping your child reach his or her fullest potential.  Early indicators include:

  • Delayed or infrequent babbling/ words
  • Lack of or inconsistent response to their own name (child may seem deaf or hard of hearing)
  • Limited or no gestures, especially pointing
  • Delayed developmental milestones
  • Limited interest in others, especially same-age peers
  • No big smiles or joyful expressions
  • Poor imitation skills
  • Excessive tantrums
  • Repetitive or nonfunctional play with toys and objects (e.g. lining up, sorting, dumping out goys; spinning wheels on a car rather than playing with the car, etc.)
  • Repetitive/unusual body movements (e.g. tip-toe walking rocking, hitting or biting self, banging head, finger twirling/flicking, etc.) or speech (e.g. repeating words, phrases, or scripts)
  • Unusual sensitivity or interest in sensory aspects of environment (e.g. overly sensitive to textures, smells, tastes, lights and sounds; enjoys touching and feeling certain materials, sniffing or mouthing, or visually examining objects, hearing same sound over and over)
  • Young children attending school may have difficulty following directions and classroom routines and participating in group activities (e.g. circle time and playground games like hide-and-seek or Ring-Around-the Rosie)

If you noticed these early indicators of ASD in your child, or have concerns about your child’s development, talk to your child’s pediatrician immediately.  By discussing your concerns and having your child screened and evaluated early, you are ensuring the best possible outcome for your child.  Your pediatrician may refer you to a specialist, such as a developmental pediatrician, child psychologist, or pediatric neurologist for a comprehensive diagnostic evaluation.  You may also be referred to Florida’s early intervention program, known as Early Steps, for free really intervention services for children from birth to three years with or at risk of significant developmental delays.  Children three years of age or older are referred to the Florida Diagnostic Learning and Resources System (FDLRS) Child find, a Florida agency that works with the public school system to identify children who may benefit form specialized educational programming. The American Academy of Pediatrics (AAP) recommends that all children are routinely screened for developmental concerns at their 9, 18, 24, and 30-month well-child visits.  A screening is an efficient reliable way of monitoring of your child’s developmental progress, and helps determine if a more comprehensive diagnostic evaluation is needed.  If your pediatric is not already doing screening, you can ask for this service.  Free developmental and ASD screenings are also available through the Florida Atlantic University Center for Autism and Related Disabilities (FAU CARD).


Comó Obtener Ayuda Temprana

By: Jennifer Sanderson, Psy.D.

El trastorno del espectro autista afecta a 1 de cada 68 niños en los Estados Unidos según las estadísticas recientes (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades [CDC por su siglas en ingles], 2014). El trastorno del espectro autista (ASD por su siglas en ingles) es una afección neurológica que afecta la comunicación, las relaciones sociales y el comportamiento. Los científicos creen que el autismo está presente desde el nacimiento o incluso antes, aunque a menudo no se detecta hasta mucho más tarde. El autismo se puede diagnosticar de manera fiable a los dos años, y a veces incluso antes, pero la mayoría de los niños reciben un diagnóstico después de los cuatro años de edad. El enfoque de "esperar y ver" puede conducir a un valioso tiempo perdido cuando el cerebro de su hijo tiene la mejor capacidad para aprender, y la intervención es más efectiva. El diagnóstico temprano ayuda a su hijo a acceder a tratamientos de calidad y programas educativos. Al aprender más acerca de los indicadores del autismo, puede desempeñar un papel vital en la obtención y diagnóstico precoz y ayudar a su hijo a alcanzar su máximo potencial. Los primeros indicadores incluyen:

  • Balbuceos o palabras retrasadas o infrecuentes
  • Falta de respuesta o inconsistente respondiendo a su propio nombre (el niño puede parecer sordo o con problemas auditivos)
  • Gestos limitados o no gestos, especialmente apuntando
  • Retrasos en el desarrollo
  • Interés limitado en otros, especialmente los niños de la misma edad
  • No hay grandes sonrisas ni expresiones alegres
  • Malas habilidades de imitación
  • Berrinches excesivos
  • Juego repetitivo o no funcional con juguetes y objetos (por ejemplo alineando, clasificando, tirando jugetes, girando ruedas en un coche en lugar de jugar con el coche, etc.)
  • Movimientos repetitivos / inusuales del cuerpo (por ejemplo, caminando en la punta del pie, golpear o morder a si mismo, golpear la cabeza a si mismo, girar / chasquear los dedos, etc.) o hablar (por ejemplo, repetir palabras, frases o guiones)
  • Sensibilidad inusual o interés en los aspectos sensoriales del medio ambiente (por ejemplo, demasiado sensible a las texturas, olores, sabores, luces y sonidos, goce tocando y sintiendo ciertos materiales, olfateando o poniendose objetos en la boca o examinando visualmente objetos, oyendo el mismo sonido una y otra vez)
  • Los niños pequeños que asisten a la escuela pueden tener dificultades para seguir las instrucciones y las rutinas del salón de clases y participar en actividades grupales (por ejemplo, tiempo de círculo y juegos en el patio, como esconderse o Ring-Around-the Rosie)

Si usted notó estos primeros indicadores de autismo en su niño, o tiene preocupaciones sobre el desarrollo de su niño, hable con el pediatra de su niño inmediatamente. Al discutir sus preocupaciones y hacer que su hijo sea examinado y evaluado temprano, usted está asegurando el mejor resultado posible para su hijo. Su pediatra puede remitirlo a un especialista, como un pediatra de desarrollo, un psicólogo infantil o un neurólogo pediátrico para una evaluación diagnóstica exhaustiva.

También puede ser referido al programa de intervención temprana de la Florida, conocido como Early Steps, para servicios gratuitos de intervención para niños desde el nacimiento hasta los tres años con riesgo de retrasos significativos en el desarrollo. Los niños de tres años de edad o mayores son referidos al Sistema de Aprendizaje y Recursos Diagnósticos de la Florida (FDLRS), una agencia de  la Florida que trabaja con el sistema escolar público para identificar a los niños que pueden beneficiarse de la programación educativa especializada. La Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) recomienda que todos los niños se chequeen rutinariamente por preocupaciones de desarrollo en sus visitas de 9, 18, 24 y 30 meses.

Una evaluación es una manera eficiente y confiable de monitorear el progreso del desarrollo de su hijo y ayuda a determinar si se necesita una evaluación diagnóstica más completa. Si su pediatra no está realizando chequeo de desarollo temprano, usted le puede solicitar este servicio. Los chequeos gratuitos de desarrollo y autismo también están disponibles a través del Centro de la Universidad Atlántica de Florida (Florida Atlantic University en ingles) para el autismo y discapacidades relacionadas atravez de (FAU CARD).